Y serán futuro las nuestras semillas

Estamos en un proceso de reflexión interior, fortaleciendo complicidades, derribando certezas y aprendiendo la artesanía de la resistencia. Estamos a la vuelta de la esquina, preparando la lucha de mañana por la mañana.

  Contacta Col·labora
La Associació Solidaritat Perifèries del Món es una Organización no Gubernamental de Cooperación para el Desarrollo laica, plural, progresista e independiente, fundada en 2010.

El fin de la competencia, el tiempo de la colaboración

Cocinas y hornos siempre han sido compartidos para transformar alimentos a pequeña escala. La Administración puede hacer mucho para que los obradores compartidos sean elementos fundamentales para la dinamización agroecológica.

En este artículo del proyecto Talaia, compañeras del sector y de la Plataforma por la Soberanía Alimentaria del País Valencià nos cuentan lo que han movido estos últimos años, mientras en Europa está asentado en muchos sitios

Los obradores compartidos han demostrado ser infraestructuras muy necesarias en el medio rural. Los motivos son diversos e interconectados; por ejemplo, el autoempleo, el aprovechamiento de pequeñas producciones y de excedentes o la recuperación de la economía a escala local y la optimización de recursos. Sin embargo, la realidad legal, económica y administrativa no parece hecha para facilitarlos. Hablamos con Marta Feliu, dinamizadora agroecológica que conoce bien este tema.

Obradores compartidos para dinamizar la economía local

Por Patricia Dopazo Gallego

Aunque la ley no lo impide, montar un obrador compartido con registro sanitario no es algo habitual para los departamentos de sanidad. Quienes se acercan para informarse muchas veces encuentran confusión, ya que la información está muy dispersa. Esto se debe, en parte, a que el llamado paquete higiénico sanitario europeo, que regula los canales cortos de comercialización, en muchas comunidades autónomas no ha sido adaptado a las condiciones concretas de cada territorio y, por tanto, no se recogen casos excepcionales. Según la persona que atienda, puede que se niegue el permiso para poner en marcha un obrador por parte de varias empresas, en el que se produzcan productos distintos con el mismo registro o uno diferente. Parece que hoy en día «lo emprendedor» se entiende más como algo individual. En internet tampoco se encuentra información y la gente a la que se le pregunte por ello muy probablemente dirá que no se puede hacer, porque el sentimiento general es de mucho miedo hacia las inspecciones de sanidad.

Empujadas por esta situación, Marta Feliu e Inés Payá, elaboradoras de alimentos y activistas de la Plataforma per la Sobirania Alimentària del País Valencià, decidieron trabajar para que esta figura se reconozca y pusieron en marcha una jornada formativa itinerante sobre la creación de obradores para pequeñas elaboraciones que ha tenido 10 ediciones en diferentes municipios.

«Esta situación es un obstáculo grande a la hora de formalizar un proyecto», dice Marta. Ella lo vivió en primera persona hace dos años, cuando fue al área de salud a preguntar cómo podría obtener un registro sanitario para los platos que preparaba. «La respuesta fue que eso era catering, y que era con Madrid. A mí eso me sonó muy gordo, sin embargo, era solo un registro que tramitaba la persona con la que estaba hablando, que lo enviaba a Madrid y de ahí a Europa porque se trata de un registro general». En ese momento a Marta la respuesta la echó para atrás y durante los cursos que ha impartido este año por todo el País Valencià se ha dado cuenta de que le ha pasado lo mismo a mucha gente. La regulación de las condiciones físicas del espacio supone un esfuerzo y una inversión que cuesta mucho asumir en solitario. ¿Cómo abordar algo así solo para hacer mermeladas en verano? [...]

Publicado en Soberanía Alimentaria

Artículo Completo: 
http://www.soberaniaalimentaria.info/numeros-publicados/61-numero-30/493-el-fin-de-la-competencia-el-tiempo-de-la-colaboracion